info@thegatetosuccess.com +34 654 18 84 00 Plaza San Cristóbal, 14 ( ·Ulab·) 03002 Alicante España  

Constancia

Constancia
Quan Zhou
Ya está, tienes tu idea maravillosa, que te motiva, te maravilla, te enamora, has superado todos los miedos. Te has liado la manta a la cabeza y te has tirado a la piscina.

 

Y caes, caes, caes. ¡Ups! No parece haber agua.

Han pasado unos meses o quizás un año… o incluso dos.

¿Entonces? ¿Te has equivocado? ¿Por qué has invertido tus ahorros? ¿Por qué tanto sacrificio? ¿Qué haces? ¿Te matas? Entras en la espiral de culpa, arrepentimiento y desearías haberte quedado en casa, porque el resultado no cumple, ni de lejos, las expectativas que tenías.

 

Vivimos en la era de la satisfacción inmediata.

Si una página web tarda más de 4s en cargar, la cerramos, cogemos otra del listado de Google. Queremos que nos contesten enseguida al Whatsapp, que las compras en Amazon nos lleguen ya, que la comida sea rápida (pero casera, eso sí)…

Lo queremos todo y lo queremos ya. Y con el mínimo esfuerzo.

 

Tengo la firme opinión que eso no es realista, cada cosa requiere su tiempo de cocción, al igual que un cocido tarda sus 3 horas y un salteado de verduras sus 15 minutos. No podemos pretender hacer un cocido en 15 minutos.

En la vida real, no existe olla exprés.

 

Quizás tu idea requiera 4 años, quizás 7. O incluso quizás seas un adelantado a tu tiempo y las expectativas que tenías de hacerte rico/a y famoso/a no se hagan realidad. (Esperemos que no, pero… ¿a qué mola ser un iluminado?).

No desesperes.

 

En mi experiencia personal, diré que esperaba ser la JK. Rowling china. Por supuesto, eso no ha pasado (todavía). Hubo un tiempo en el que sí estaba más tristona de los millones y millones de euros que no tenía pero, a cambio, al empezar a dibujar Gazpacho Agridulce empecé a conocer a muchísima gente del mundo de la ilustración, a ir a firmas donde conocí a gente que me leía, a tener colaboraciones en distintos medios de comunicación… encontré mi gran pasión. Y eso vale por todo el tiempo invertido, las noches sin dormir, las vacaciones perdidas, etc.

 

Sea el tiempo que sea, sé constante con tu proyecto. Pero sobre todo, disfruta de lo aprendido día a día.

No lo mates con expectativas y él, a cambio, te regalará un mundo nuevo.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*