Dos opciones. Un cambio.

Dos opciones. Un cambio.
Adrian Belilios

El post de hoy lo quiero dedicar a una especie de reflexión que a medida que va pasando el tiempo, va penetrando mas en la sociedad. Es un trabajo muy duro el que hacemos cada día para trasladar el mensaje que llevamos como carta de presentación.

La mayoría de nosotros nacemos pensando en las cosas como «deberían» ser, hasta que envejecemos un poco y nos vemos obligados a enfrentarnos a la realidad de cómo son las cosas.

Pero en algún lugar en el fondo, recuerdas lo que se siente al pensar diferente. Recuerdas lo que se sentía al tener pensamientos independientes que no eran sólo una amalgama de tus diversos canales sociales.

Honra esa voz. Ese es el verdadero tú.

Una vez que reconoces la voz y te das cuenta de que puedes tomar una decisión sobre lo que quieres pensar, cómo quieres actuar y en quién quieres convertirte, sólo tienes dos opciones:

Cambiar el mundo
Ser cambiados por el mundo

La pelota está en mi campo y  sé lo que estoy haciendo.

¿Cambias o te cambian?

 

 

 

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*