¿Has cumplido todos tus propósitos? ¿Has finalizado todo lo que has empezado? ¿No? ¿Sabes por qué?

Entender cómo funciona nuestra fuerza de voluntad y nuestra iniciativa es fundamental para conseguir lo que nos propongamos porque… ¡es posible! No importa cuál sea tu objetivo ya que, con fuerza de voluntad, podrás alcanzarlo.

Según la RAE, la fuerza de voluntad es la capacidad de una persona para superar obstáculos o dificultades o para cumplir con sus obligaciones.

Hay cuatro cosas fundamentales que debes conocer para sacarle el máximo partido a tu fuerza de voluntad:

1. Tu voluntad es limitada.

Estudios científicos revelan que, cada vez que ponemos en marcha nuestra fuerza de voluntad, el sistema de autocontrol del cerebro reduce su actividad. Es por eso que cuando tomamos la decisión de conseguir muchas cosas a la vez (dejar de fumar, apuntarnos al gimnasio, hacer dieta…), raras veces las conseguimos todas porque ¡nuestra voluntad se agota rápido!

Centra toda tu fuerza de voluntad en una sola meta cada vez.

2. Aceptarse es mejor que culparse.

Hay pocas cosas que nos hagan sentir peor que el sentimiento de culpa, éste nos pone de mal humor y logra que nuestro cerebro empiece a buscar “consuelo” en cosas que nos proporcionen una satisfacción inmediata (comer algo dulce, tumbarnos en el sofá…), es verdad que automáticamente nos sentimos mejor pero nos alejamos de nuestro objetivo a largo plazo y ¡aparece más culpa todavía!

Perdónate a ti mism@ si fallas.

3. La fuerza de voluntad es contagiosa.

Al ser seres sociables, los humanos tendemos a imitar a alguien si le vemos haciendo algo, es un instinto y de hecho, aprendemos por imitación. Por lo tanto, ver a alguien tratando de conseguir el mismo objetivo que nosotros, nos motivará en la misma dirección.

Busca un amigo con el mismo interés y alcanzadlo juntos.

4. No te imagines teniendo éxito en tu objetivo.

¡No lo hagas! Aunque es lo que hemos oído cientos de veces, hay muchos estudios que demuestran que al imaginar o fantasear, se activan las mismas áreas del cerebro que si lo estuviéramos realizando o ya lo hubiéramos conseguido por lo que nos convertimos en más indulgentes con nosotros mismos, tendemos a darnos descansos o concedernos caprichos. Si quieres visualizar, sé consciente de que para conseguir un objetivo hay que conseguir primero pequeñas tareas que nos irán acercando a él así que deja de fantasear con la meta.

Visualiza el proceso.

¿Has decidido fortalecer tu voluntad? ¿Quieres conseguirlo?

¡No pares!

MÁS QUE EXPLORAR

Sé increíble sin miedo

Dudas, inseguridades, miedo, vergüenza, baja autoestima, baja sensación de valía… todo esto puede ir en tu contra y convencerte de no seguir adelante con tus

Ayudamos a personas, grupos, empresas y organizaciones a llegar a su alto rendimiento.

Utilizamos la actividad física como herramienta para el cambio.

Prueba nuestro MÉTODO.

Estamos aquí para ti​

ponte en contacto con nosotros

© 2015 All Rights Reserved