Dudas, inseguridades, miedo, vergüenza, baja autoestima, baja sensación de valía… todo esto puede ir en tu contra y convencerte de no seguir adelante con tus sueños o tus objetivos. De hecho, muchas de estas cosas pueden aparecer mientras vas superando tu miedo a sobresalir y a ser increíble. A partir de ahora tampoco temas a estas fuentes de sufrimiento interno, simplemente pon atención, obsérvalas e intenta mantenerte en el momento presente.

Más veces de las que queremos nos vemos atrapados en círculos viciosos y la mayoría de ellos tienen que ver con conseguir felicidad, reconocimiento, fama y ganancias, y con evitar sufrimiento, insignificancia, culpa y pérdida.

La única manera de salir de estos círculos viciosos es desarrollar seguridad y conocer nuestras herramientas para dejar de luchar contra nosotros mismos, nuestras vidas y la gente en ellas. Si no, crearemos apegos innecesarios con las cosas que nos gustan y huiremos continuamente de las cosas que no nos resultan agradables.

Como hemos dicho antes, aprender a identificar situaciones concretas que pueden indicar que estamos en este círculo vicioso, desbloquea nuestro potencial y nuestra capacidad de ser asombrosos.

1 y 2: Felicidad vs. Sufrimiento.

En cuanto empieces a progresar y a identificar tu potencial innato, el siguiente paso en el camino hacia tu verdadera esencia es poner atención a estas situaciones:

“¡Necesito tocar cosas agradables!”

“¡Necesito oler cosas agradables!”

“¡Necesito ver cosas agradables!”

“¡Necesito sentirme bien!”

Si estás continuamente necesitando y buscando el placer inmediato que deriva de tus sentidos, nunca te sentirás satisfecho. Es la manera más clásica de sufrimiento. Si, constantemente, buscamos sensación agradable tras sensación agradable, nunca fortaleceremos nuestra capacidad de afrontamiento. Las situaciones desagradables o negativas forman parte de la vida (igual que el duelo, el dolor, la desesperación o la tristeza) y nos exigen que les hagamos frente, no que huyamos de ellas. Por supuesto que vamos a experimentar sensaciones no placenteras y está bien, de hecho, es necesario.

Tu felicidad más auténtica y tu valía brillan desde dentro y no dependen de factores externos, recuérdatelo cada vez que te des cuenta de que estás buscando esa gratificación que viene de fuera.

3 y 4: Fama vs. Insignificancia

En la era de las redes sociales, vivimos en una cultura “obsesionada” con la fama y la relevancia. Todos queremos ser especiales y lo que subyace ese deseo es nuestro miedo a ser insignificantes. TIENES QUE SER IMPORTANTE PARA TI. Recuérdate todos los días que eres importante, valioso y que te mereces lo mejor. Hazlo por ti y por tu libertad personal.

5 y 6: Elogio vs. Incriminación

¿Cuánto de lo que haces es por la aprobación y elogios de los demás?

¿Cuánto de lo que haces en la vida es por y para ti?

¿Buscas validación?

Para averiguar si estás en esta espiral, responde a estas preguntas y PON ATENCIÓN cuando te descubras culpando al mundo por no recibir las alabanzas que crees que mereces. ¡Evita los yo-yos!

Recuerda que tus acciones te dirigen al crecimiento, a la evolución y a alcanzar tus objetivos, no las orientes a la validación externa. Recuérdate cuánto crees en ti y apruébate, hay un espacio dentro de ti que nunca deja de confiar, ¡conecta con él!

7 y 8: Ganancia vs. Pérdida

Nos han dicho demasiadas veces que más es mejor y que cuanto más acumules más feliz serás. Conseguir las cosas cuando las queremos se ha convertido en sinónimo de una “vida feliz” y cuando no lo tenemos de manera inmediata o pierdes lo que tienes, nos sentimos miserables.

¿Y si esto son normas culturales preestablecidas y no deseos que salen de nosotros mismos de manera genuina y natural? Intenta salir de este bucle conectando contigo y descubriendo en ti lo que es verdaderamente importante.

Photo by Mick Haupt on Unsplash

¡No pares!

MÁS QUE EXPLORAR

Ganarle tiempo al tiempo

Lo que hoy quería compartir contigo es como multiplicar el tiempo.¿parece imposible verdad? porque como bien sabes, el tiempo es inelástico, pero hay un truco.

Ayudamos a personas, grupos, empresas y organizaciones a llegar a su alto rendimiento.

Utilizamos la actividad física como herramienta para el cambio.

Prueba nuestro MÉTODO.

Estamos aquí para ti​

ponte en contacto con nosotros

© 2015 All Rights Reserved