Maneras de mejorar tu felicidad en el trabajo

Maneras de mejorar tu felicidad en el trabajo
Anna Sofía Martín

Los adultos pasamos la mayor parte del tiempo que estamos despiertos en el trabajo. Considerando que menos de un 50% de la gente está satisfecha con su trabajo, entendemos que la gente está más estresada, más quemada y más infeliz que nunca, ¿no?

Si vas a pasar de 30 a 50 horas semanales en el trabajo, ¿por qué no disfrutarlo lo máximo posible? Afortunadamente, la ciencia nos ha proporcionado información muy útil para que mejoremos nuestra felicidad en el trabajo.

Empleo, carrera o vocación.

Puedes ver el trabajo de 3 maneras:

  • Si ves tu trabajo como un empleo, principalmente estás motivado por el dinero lo que quiere decir que el trabajo significa que te paguen a final de mes.
  • Si ves tu trabajo como una “carrera profesional”, disfrutas del trabjo pero estás motivado por la posibilidad de avanzar. Quieres ascender y ves tu trabajo como el paso previo a algo mejor.
  • Si ves tu trabjo como una vocación, sientes que tu trabajo va en línea con tus valores y, de alguna manera, contribuyes a que el mundo sea mejor. (Puedes saber más sobre esto con este eBook).

Una vez has identificado qué tipo de trabajo estás haciendo, puedes sentirte más aliviado porque tendrás claro el objetivo. Por ejemplo:

Si reconoces que tu trabajo es una cosa temporal que te ayuda a pagar facturas (empleo), te sentirás mejor con el hecho de que no te encanta, de hecho, valorarás el trabajo como lo que es en lugar de sentirte presionado para adorarlo si no te satisface a un nivel más profundo.

Los siguientes pasos sirven para cualquiera de las tres opciones de trabajo y pueden mejorar, no solo tu felicidad en el trabajo, sino también tu satisfacción en general.

 

Dale significado.

Tienes el poder sobre cómo ves tu trabajo, si crees que es aburrido e insignificante, entonces te aburrirás y te sentirás insignificante. Sin embargo, puedes reformular tu trabajo poniéndolo en contexto: ¿qué servicios ofrece a la sociedad? ¿Qué benficios aporta al mundo?

Haciendo esto encontrarás mayor satisfacción y agradecimiento por tus esfuerzos.

 

Aplica tus talentos.

Las personas felices son las que utilizan sus talentos en todas las áreas de su vida. Si sientes que tu trabajo no despierta de manera natural tus talentos o fortalezas, piensa maneras creativas de integrar tus capacidades en tu día a día laboral.

 

Fomenta las relaciones.

Tener relaciones saludables es uno de los mayores indicadores de felicidad. Conecta con tus compañeros y mejorarás tu estado de ánimo. No se trata necesariamente de socializar con ellos fuera del trabajo, simplemente se trata de estar dispuesto a relacionarte para crear un ambiente de oficina o puesto de trabajo más agradable y disfrutable.

 

Alaba.

Existe una correlación altísima entre sentirse valorado y sentirse satisfecho con el trabajo. Si eres el jefe, podrás ganar confianza, lealtad y compromiso por parte de tus empleados simplemente alabando regularmente su trabajo. Si eres empleado, ofrece gratitud y alabanzas a tus compañeros y jefes. Cuando nos sentimos apreciados aumenta nuestra productividad, nuestra creatividad y nuestro bienestar.

 

Personaliza tu espacio.

Parece obvio pero rodearte de belleza y recuerdos personales afecta a tu estado de ánimo. Ponte fotos de tus seres queridos, arte que te inspire e imágenes que te hagan sentir bien. Haz de tu espacio un sitio en el que quieres pasar tiempo, en el que quieres estar.

 

Haz descansos y utiliza tu tiempo para comer.

Hacer descansos durante tu jornada laboral te da energía y mejora tu perspectiva. Incluso hay estudios que demuestran que dedicar esos descansos a otras actividades beneficiosas para la salud como el deporte, mejora la satisfacción laboral, la gestión del tiempo, la productividad y reduce el estrés.

 

O ¡cambia de trabajo!

Por supuesto que se pueden hacer muchas cosas para gestionar de la mejor manera posible una situación que no te gusta o que te consume, pero también es cierto que, en determinado momento, podemos enfrentarnos al hecho de que es mejor experimentar incertidumbre e inestabilidad que pasar más tiempo en un trabajo que detestas.

Si piensas que una relación de pareja que ya no funciona debe terminarse, ¿por qué no pensar de la misma forma con un trabajo? Esfuérzate, sé valiente y haz todo lo que puedas por ser feliz en el trabajo, tu vida te lo agradecerá.

 

¿Quieres conseguirlo?

 

Photo by Ellyot on Unsplash

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies