8 maneras de reinspirarte en el trabajo

8 maneras de reinspirarte en el trabajo
Anna Sofía Martín

Todos pasamos por épocas en las que la creatividad está más ausente y nos enfrentamos a rachas en las que la evitación del trabajo que debe hacerse está más presente, ¿verdad? La buena noticia es que el universo puede ayudarnos a recuperar el control, vivir con propósito y ¡crear de nuevo!

Cuando nos sentimos bloqueados o descubrimos que no estamos teniendo demasiadas ideas creativas, suele ser porque tenemos la percepción “contraída”, es decir, el estrés, el agobio o el exceso de obligaciones nos impiden ver más allá. La respuesta, por tanto, sería ¡expande tu conciencia y permítete seguir nuevas posibilidades! Fácil de decir, ¿no?

“Cuando hayas agotado todas las posibilidades, recuerda esto: no lo has hecho.”

-Thomas Edison.

¿Qué podemos hacer realmente para romper esos bloqueos y expandir nuestra creatividad?

1. Explora nuevos movimientos.

Si eres lector habitual de The Gate y conoces nuestra metodología de trabajo, sabrás de sobra que la actividad física es esencial para la salud y la felicidad. A través del movimiento del cuerpo podemos cambiar nuestra energía tanto física como mental y diferentes tipos de movimientos tienen diferentes efectos en nuestro cuerpo. Moviéndote de maneras diferentes puedes encontrar ¡soluciones e inspiraciones diferentes!

Hay muchas opciones de conseguirlo (incluso en el trabajo): caminar, estirar, bailar, levantar objetos de peso… elige una y ¡a ver qué pasa!

 

2. Échate una siesta.

Hay veces que nos metemos en una espiral negativa o que funcionamos con determinados patrones o que, simplemente, estamos cansados. Echarnos una siesta rápida puede romper esos patrones y revitalizar tu cerebro y tu cuerpo. Hay estudios que afirman que las siestas pueden mejorar tu ánimo, tu rendimiento y tu concentración, sin mencionar que los sueños pueden inspirarnos.

Échate una siesta y despiértate ¡reinspirado!

 

3. Ten una conversación.

Si te sientes estancado, expresar tus pensamientos a alguien puede llevarte a conclusiones que no alcanzarías tú solo. Somos seres sociales y nada realmente bueno ha sido creado en aislamiento sino a través de la colaboración, está en nuestra naturaleza. Además, si algo “pesa mucho” en tu mente, es difícil que seas capaz de crear algo nuevo, háblalo con alguien o soluciónalo y vueve al trabajo refrescado y con una ¡nueva perspectiva!

 

4. Haz descansos activos.

Albert Einstein hacía descansos cuando trabajaba en algún proyecto científico para tocar el violín.

Hay estudios que muestran que cambiar de un proyecto a otro, de una tarea a otra o, simplemente, planificar los descansos aumentan las ideas creativas. Alejarse de un proyecto determinado durante un periodo de tiempo permite que se de lo que conocemos como “incubación”, un paso fundamental en el proceso creativo; dejar a tus pensamientos en la incubadora poniendo tu atención en otra cosa permite que se conecten diferentes áreas del cerebro y, por lo tanto, alcanzar nuevas ideas.

Si te interesa desarrollar estas capacidades, ¡échale un vistazo a nuestro eBook!

 

5. ¡Papel y boli!

Es posible que sea la combinación de palabras que más se utilizan en este blog pero es que recientemente un estudio publicado por el Journal of the Association for Psychological Science ha publicado que escribir con papel y bolígrafo en lugar de utilizando el teclado ayuda al pensamiento creativo. Aparta el portátil un ratito y ¡coge tu libreta!

 

6. Sal fuera.

Independientemente de lo bueno que es, según los investigadores, pasar tiempo en espacios abiertos fuera de cuatro paredes, tú también habrás notado que estar en la naturaleza cambia tus niveles de energía y te hace sentir mejor. Si estás estancado, salir a la calle puede vigorizar tus pensamientos e inspirarte aumentando tus niveles de pensamiento creativo. Cuanto más natural sea el espacio ¡mejor!

 

7. Juega con los sentidos.

Estimular tus 5 sentidos expande tu percepción y puede llevarte a nuevas ideas o pensamientos novedosos, además, ¡es divertido!

Escucha música, come algo que te guste, mira fotos interesantes o usa aromaterapia. Juega con tus sentidos y ¡deja que las ideas rueden!

 

8. Vive el presente.

Para de comparar el hoy con el ayer y libérate de los pensamientos enfocados en preocupaciones sobre el futuro, ambos te están distrayendo. Solo el ahora es real.

La manera más fácil de estar presente es, sencillamente, cerrando los ojos, centrándote en tu respiración y diciéndote a ti mismo: “soy una nueva persona ahora mismo”.

 

¿Quieres conseguirlo?

 

Photo by rawpixel on Unsplash

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies