Categorías
Mi camino al éxito

¡Ey, deportista!

¡Iniciamos mi sección!

Y aquí el protagonista será el espectador. ¡Sí, tú, deportista!

Muchos me conoceréis por @helarte_barry, una runner y triatleta principiante, aficionada a la escritura. Tengo mucha curiosidad por los pequeños detalles que suelen pasar inadvertidos ante la mirada del siglo XXI: egocéntrica, dispersa, acomodada… Busco grandes historias que sacar a la luz. No me interesa el más rápido, sino el que supo enfrentarse a un cambio.

“Si haces lo que siempre has hecho, nunca llegaras más allá de donde siempre has llegado”.

En mi sección os hablaré de triatletas, corredores, nadadores… amateurs que decidieron engancharse a las endorfinas que provoca una vida saludable y activa por alguna razón. Esto les cambió la vida y hoy son, sencillamente, felices. Al ser mi primer post considero adecuado hablaros sobre mí, como ejemplo para los futuros protagonistas de mi sección.

El viernes cumplí los 30 y para celebrarlo uní mis dos grandes pasiones: correr y viajar. Este domingo competí en los 20km de Paris después de que el sábado alcanzáramos nuestro objetivo de llegar a los 40.000 pasos; 41km de turisteo por una de las ciudades europeas más bonitas. ¿La ciudad del amor? No lo sé. Para mí la ciudad que me devolvió la ilusión. ¡¡La ilusión de volver a correr largas distancias!!

la-foto-1

Me calcé mis primeras deportivas hace 9 años en un mes de agosto y a mediodía, el único momento disponible que tenía. Recuperé el sentido del humor que había perdido cuando dejé el deporte 3 años antes. Me enganche más incluso que al chocolate. Salía a mediodía y empecé a doblar por las noches. No había fin. Empecé por correr carreras de 10k y rápidamente me obsesioné por bajar tiempos y subir kilómetros. Lo conseguí y a una velocidad de infarto. Las medias maratones eran adrenalina pura. Pero nadie me enseñó a gestionar la frustración. Nadie me dijo que cuanto más rápido subes más dura es la caída. Los entrenos empezaban a ser duros. No lograba recuperar mis tiempos. Me había sobreentrenado y no quería verlo. ¿Parar? Era una droga que me hacia desinhibirme. Ahora sonreía a los problemas, ¿cómo iba a volver a un estado sedentario que me perjudicaba emocional y racionalmente? Pues no quedó más remedio…

Fue un parón deportivo pero sobretodo mental. Estuve activa durante la recuperación y, con esfuerzo, conseguí racionalizar los entrenos a mi vuelta. Busqué un estado anímico equilibrado que no me inyectara tanta sobredosis de adrenalina para luego arrebatármela sin previo aviso. Conseguí entonces hacer ¡mi primera maratón en 2014! Desde entonces me he lesionado muchas veces y en una de ellas fue cuando me inicié en el triatlón. Ahora busco alternativas pero no dejo que el running sea una dependencia ni que el descanso me consuma.

París ha sido mi aspirina definitiva. Seguiré compitiendo en carreras nacionales y procuraré dar lo mejor de mi misma, pero mi meta (siempre debemos tener una) será llenar mi pasaporte de sellos de ciudades en las que competir. Prefiero disfrutar de una carrera con la mirada puesta en el paisaje, en el “allez, allez!” de su gente, el recorrido y la persona que me acompaña, a ofuscarme con el movimiento imparable de las manecillas del reloj.

la-foto-2

Categorías
Deporte Psicologia

8 actividades para reiniciar la mente

¿Has oído hablar de los beneficios de actividades como la meditación pero te intimida el hecho de tener que estar sentado y quieto durante un rato? La meditación es un proceso simple y fácil para algunos, pero puede ser una tarea realmente dura para otros.

La buena noticia es que hay muchísimas maneras de cultivar ese estado de paz y «no estrés» que no involucran una meditación tal y como la conocemos (en el suelo, flor de loto e inmóviles). Prueba una de estas actividades alternativas y disfruta de la concentración, la claridad y la paz que vienen después.

 

Aquí tienes 8 actividades que te ayudarán a reiniciar tu mente.

 

1. Sal a la calle a dar un paseo.

La naturaleza y el ejercicio son dos componentes básicos para mejorar la salud y el bienestar.

«Doy un paseo en el bosque y vuelvo a casa más alto que los árboles». -David Thoreau

Eso pasa porque la naturaleza hace que nos sintamos bien, alimenta nuestro cuerpo, nuestra alma y nuestro espíritu.

Busca un paseo o una ruta cerca de ti y, mientras vayas caminando, centra tu atención en tu respiración según te vas moviendo; nota las sensaciones de tu cuerpo, observa cómo tu ritmo cardíaco aumenta o disminuye y fíjate en tus músculos cuando estés haciendo esfuerzos.

Además, presta atención a los detalles de tu alrededor: los colores, las plantas y los árboles, el ritmo de tus pisadas y la naturaleza de tus movimientos. Verás que tienes tanto en lo que centrar tu atención que no habrá distracciones.

 

2. Prueba con la jardinería.

En vez de dedicarte a tus plantas mientras escuchas música y te desinhibes, intenta cultivar un estado mental tranquilo mientras riegas o cuidas tus plantas. Si eres capaz de mantener tu mente centrada y prestando atención a lo que estás haciendo: la sensación de la tierra en tus manos, el olor de las plantas, tu respiración conforme te vas moviendo…, podrás convertir algo tan cotidiano como cuidar de tus verdes amigos en una sesión de mindfulness completa.

 

3. ¡Pinta y colorea!

Hay una nueva locura en el mundo del bienestar mental relacionada con el hecho de colorear en adultos. Hay muchísimos libros disponibles en el mercado para pintar, incluso libros con ilustraciones diseñadas para relajarte, liberar tu estrés, expresar tu creatividad… suena como una muy buena manera de volver a ser un niño, ¿no?

 

4. Baila.

Pon algo de buena música (a poder ser con mucho ritmo y sin letra), cierra los ojos y permite que tu cuerpo se mueva libremente. Prueba usando un espacio abierto o grande como tu jardín o el salón de tu casa y baila como si nadie te estuviera mirando, bueno, probablemente nadie te estará mirando. ¡Sienta fenomenal!

 

5. Haz ejercicio con consciencia.

Hay muchísimas maneras de mover tu cuerpo conscientemente, solo se requiere de concentración y conciencia para fundir el bienestar mental con el ejercicio físico. Prueba a salir a correr, saltar a la comba, hacer tai chi, o cualquier otro ejercicio aeróbico mientras, como ya hemos dicho antes, te centras en tu cuerpo, en tu respiración, en tu postura o en la intención que tienes al practicar ese tipo de ejercicio. ¡Verás cómo cambia tu manera de practicar deporte!

 

6. Yoga.

Además de ser una herramienta para estirar tu cuerpo y hacer ejercicio, mucha gente encuentra en el yoga una manera de meditación y de calmar la mente. En la práctica física de yoga, lo más fácil es centrar la mente en el cuerpo primero, y luego pasar a tratar de domar a nuestra mente pensante.

Busca alguna clase de yoga cercana o busca un vídeo en Youtube, y permítele a tu cuerpo y a tu respiración que guíen a tu mente entre postura y postura.

 

7. Toca un instrumento.

Tocar música es una increíble herramienta creativa, ¡y no tienes que tener talento para disfrutarlo! De hecho, si no tienes ningún objetivo firme con el instrumento o no eres profesional, puede servirte como un ejercicio para la mente genial porque no tienes otra intención que la de tocar y disfrutar.

Si ya tocas algún instrumento, simplemente pasa algún tiempo única y exclusivamente dedicado a él dejando de lado todo lo demás, y utiliza esta sesión como algo para ti en lugar de convertirla en una sesión de práctica o perfeccionamiento.

Si no tocas ningún instrumento, escoge alguno de estos que requieren poco o ningún conocimiento para comenzar: tambor, gong, maracas o ¡tu propia voz!

Acuérdate de que el objetivo no es demostrar nada, es únicamente centrar tu atención en el momento presente mientras creas ritmo, melodía y sonido.

 

8. Disfruta de una puesta de sol.

Existen pocos momentos que nos permitan estar más en el momento presente que observar cómo el sol se esconde atravesando el horizonte. Además de su belleza natural, una puesta de sol es también un brillante recordatorio de que cada día, y todos los días, nos ofrecen un nuevo fin y un nuevo principio.

Piérdete en los colores y la energía de la puesta de sol y hazle caso a la tierra cuando te dice que el resto de ítems en tu lista de tareas, puede esperar hasta mañana.

 

¿Y tú? ¿Vas a probar alguno de estos consejos para calmar o reiniciar tu mente?

 

 

Categorías
Mi camino al éxito Novedades

Conoce a José

¡Y acabamos con la presentación de nuestros colaboradores!

Hoy estamos más que entusiasmados porque os vamos a presentar al último colaborador externo de esta nueva sección que estrenaremos en el blog: «Mi camino al éxito». Él es un auténtico encanto y, aunque se está estrenando como bloguero, estamos seguros de que os va a encantar todo lo que tenemos que aprender de él.

«Con las pasiones uno no se aburre jamás; sin ellas, se idiotiza.» -Stendhal

En The Gate nos apasiona nuestro trabajo, nos apasiona descubrir el potencial que tienen las personas para alcanzar todo lo que se propongan, nos apasiona trabajar directamente con la gente, nos apasiona ver que los sueños se hacen realidad y nos apasiona que nuestros participantes tengan ganas de conseguirlo. Es por eso que nos gusta ir acompañados en este camino de gente apasionada y dispuesta a dejar huella y hacer un mundo mejor.

José Andrés San Benito Mir

El «blogger» del que hablamos hoy ¡es un portento! Dimos con él a través del networking (el boca a boca de toda la vida) y nos sorprendió su afán de conocimiento y su inquietud intelectual. José, al igual que nosotros, cree en la mejora continua y no sólo se la aplica a sí mismo sino que busca donde haga falta para encontrar nuevas formas de que la gente que trabaja con él se encuentre mejor y practique ejercicio de una manera más efectiva y saludable.

Nombre: José Andrés San Benito Mir.
Edad: 26 años.
Profesión: Nutricionista y entrenador personal.
Sueños por cumplir: Conocer cada rincón de la tierra, aportar mis conocimientos a 
la hora de  cambiar la mentalidad de las personas respecto a la nutrición y al 
ejercicio físico para mejorar su calidad de vida y luchar contra todo aquello que 
nos impide ser libres de verdad.

 

Estamos seguros que aceptó colaborar con nosotros porque es el primer paso a cumplir uno de sus sueños y no tenemos ninguna duda de que sus conocimientos van a cambiar muchas mentalidades y nos van a ayudar a mejorar nuestras vidas. Trabajar con José ha sido todo un lujo, él es valiente, se atreve a probar cosas nuevas y está deseando compartir todo lo que sabe. Le gusta experimentar antes de que se lo cuenten, le gusta analizar y entender las situaciones, no se queda en la superficie y está deseando que la vida le sorprenda.

«Soy quien soy por todo lo que he vivido»-José San Benito.

Desde The Gate queremos agradecerte profundamente tu aportación y estamos impacientes porque nos enseñes cómo has decidido implementar tus funciones como entrenador para que la gente recorra intensamente su camino al éxito. ¡BIENVENIDO al blog de The Gate!

Muy pronto José publicará su primer post, ¡permaneced atentos!

Categorías
Mi camino al éxito Novedades

Conoce a Helena

¡Continuamos presentando gente sensacional!

Esta semana, comentaros que tenemos nueva sección en el blog ya es una redundancia así que pasamos directamente a presentaros a otra colaboradora más. Esta incorporación es una auténtica maravilla y ha sido todo tan fácil con ella que parece que teníamos que trabajar juntos sí o sí.

«Lo que sorprende, sorprende una vez, pero lo que es admirable lo es más cuanto más se admira.-Joseph Joubert»

Lo que nos llevó a crear esta sección en nuestro blog fue precisamente el querer compartir con nuestros lectores las historias de gente admirable que hemos conocido y que nos han capturado con su manera de contarlas. Cuanto más conocemos a esas personas y a la mochila de momentos que tienen que compartir, más nos cautivan y más queremos saber y aprender de ellas.

Helena Artacho Barroso

La «blogger» que os vamos a dar a conocer hoy ¡es una caña! La conocimos a través de las redes sociales, algo muy común hoy en día, y nos fascinó la cantidad de cosas que teníamos en común con ella. Antes hablábamos de la admiración que sentimos por nuestros colaboradores y una cosa que nos encantó de Helena fue su capacidad de admirar a los que trabajan duro e invierten todos sus recursos para conseguir sus objetivos.

Nombre: Helena Artacho Barroso.
Edad: 29 años.
Profesión: Técnico de Partners.
Sueños por cumplir: Ser finisher de un IRONMAN, hacer todo lo que le haga feliz 
y cambiar con optimismo lo que no encaje.

 

Cuando le propusimos la colaboración a Helena ya sabíamos que nos iba a aportar cosas muy positivas pero, aún así, nos ha sorprendido muy gratamente. Desde el primer momento se ha mostrado implicada, positiva y con una actitud inmejorable y, sin apenas conocernos, mostró interés en nuestro proyecto y muchas ganas de aportar todo lo que pudiera. Es perseverante y humilde, tiene las cosas muy claras y sabe, por su relación con el deporte, que el esfuerzo SIEMPRE tiene recompensa y que donde hay una línea de inicio, acaba habiendo una meta.

«Historias que contar, eso son las líneas de expresión»-Helena Artacho.

Desde aquí queremos darte las gracias por haber aceptado formar parte de esta familia y estamos deseando que compartas con nosotros esas líneas de expresión de la gente que logre fascinarte en su camino al éxito. ¡BIENVENIDA al blog de The Gate!

Muy pronto Helena publicará su primer post, ¡permaneced atentos!

Categorías
Deporte Gestión Psicologia

Empresarias con éxito=Mujeres deportistas

«El deporte te enseña que no puedes permitir que tus triunfos te vuelvan complaciente ni dejar que tus miedos te impidan desarrollarte»-Shavannia Williams.

Tras unos juegos olímpicos en los que las deportistas españolas han tenido actuaciones realmente deslumbrantes me planteo: si son capaces de alcanzar el éxito deportivo, ¿serán capaces de alcanzar el éxito en todos los ámbitos de sus vidas? Y me hago la misma pregunta en el sentido contrario: ¿puede una mujer con éxito profesional sacar algún beneficio de la práctica deportiva?

Es de sobra conocido que el deporte (sobre todo de equipo) nos dota de habilidades sociales que pueden favorecer la creación de nuevos contactos o de nuevas relaciones profesionales. Además, está comprobado que algunos de los mejores acuerdos profesionales son aquellos sellados en vestuarios o conversaciones casuales en un entorno deportivo.

Pero no sólo eso, las mujeres también podemos favorecer nuestras habilidades empresariales a través del deporte aprovechando que una de las consecuencias más directas de su práctica es la mejora en la confianza en nosotras mismas. ¿Quién no ha necesitado autoconfianza para poder comportarse con más seguridad a la hora de hablar con autoridad o para dar un buen apretón de manos?

«Cuando una atleta convertida en ejecutiva quiere dejar algo en claro, lo logra»-Karlyn Lothery.

El deporte nos dota de una resistencia que nos permite aprender a caer y volver a levantarnos y, a su vez, nos da las herramientas para averiguar qué están haciendo los equipos o deportistas ganadores y qué entrenamiento nos hace falta a nosotras para mejorar nuestro rendimiento. La mejora continua y el afán de superación son sinónimo de éxito en el deporte y en la empresa.

Otro de los aprendizajes más importantes que nos proporciona la práctica deportiva es que la competición no es mala y que querer ganar tampoco lo es. Luchar para alcanzar el éxito o llegar a la cima son características que no tienen género y ser ambiciosas nos acercará a formar parte de un equipo ganador.

«Las mujeres que quieren ganar son consideradas, a veces, como brujas. A un hombre ansioso por ganar se lo considera un ganador»-Sheila Wellington.

Establecerse metas y alcanzarlas no sólo nos genera la confianza mencionada anteriormente sino que también nos enseña el valor de tener un objetivo y de conseguirlo con esfuerzo y determinación. La disciplina y la voluntad son valores fundamentales para llegar a cualquier meta y, si inculcamos la práctica deportiva en niñas desde edad temprana, tendrán dichos valores integrados en la edad adulta y contarán con la energía física que requiere trabajar duramente durante horas.

El ámbito empresarial es duro, pero si ponemos en práctica las técnicas que un deporte competitivo nos enseña, tendremos más probabilidades de triunfar.

Y chicas, os aseguro que ganar y triunfar está genial.

 

 

Categorías
Deporte Gestión Psicologia

¿Qué es un equipo de alto rendimiento y cómo puedes formar parte de él?

«Ambición, afán de superación, trabajo en común y la pasión que se pone en lo que se hace son los ingredientes fundamentales para tener éxito.»

-Alejandra Quereda, capitana del equipo español de gimnasia rítmica.

¿Cómo podemos crear equipos de alto rendimiento (EAR), liderarlos y desarrollar a las personas que los conforman para que sobresalgan?

El papel del líder en los equipos es fundamental, tanto cuando las cosas funcionan bien como en los momentos críticos. Un líder debe transmitir la urgencia adecuada y aportar seguridad al equipo, nunca estrés. Según Rosa María Sanz, directora general de personas y recursos de Gas Natural Fenosa, si un gestor es capaz de ver las cosas con perspectiva y expresar sencillez a la hora de comunicarlo, lo anterior viene rodado.

Las cinco «C»: Confianza, Complementariedad, Comunicación, Cooperación y Compromiso.

Un maravilloso ejemplo de EAR es una orquesta, en ella los músicos trabajan como si fueran uno y el director no es un jefe convencional, dirige al grupo contribuyendo con su habilidad y talento. Además el líder de un equipo de alto rendimiento, no solo debe potenciar los cinco ingredientes arriba mencionados, sino que tiene que contar con ciertos valores que debe transmitir a su equipo: tenacidad, fuerza, tolerancia a la frustración, experiencia y afán de superación. Sólo si se dan estas cualidades y el líder y su equipo tienen un objetivo común, estamos hablando de un EAR.

Un EAR es un equipo «que brilla más que la suma de los individuos. Es un equipo conectado intelectual y emocionalmente, cohesionado, con visión compartida y co-responsabilidad»

-María García, directora del Programa de Dirección en Coaching Ejecutivo del IE Business School.

Conocer tu rol en el equipo y aceptarlo es fundamental para que conectes con tus fortalezas y tus motivaciones y puedas dar la mejor versión de ti mismo. A su vez, saber que tus aportaciones tienen un efecto en el desempeño del equipo y celebrar los éxitos pública y privadamente, te dará un extra de motivación.

Opiniones, hábitos y ego.

En un equipo de alto rendimiento todos los miembros deben ser capaces de manifestar sus opiniones sin pudor dado que en un EAR existe la confianza plena tanto para la toma de decisiones como para los errores. Además, el objetivo común pesa más que las posibles antipatías de los miembros del equipo dado que prima la profesionalidad.

Para que consideremos a un equipo como un EAR, es necesario que sus miembros compartan ciertos hábitos de conducta: las ganas de superar las expectativas de los compañeros, la búsqueda de la excelencia personal y del equipo, la responsabilidad en el cumplimiento de las tareas y la empatía al dar ánimos al resto de miembros del equipo, son sólo unos de ellos.

En un EAR no hay cabida para comportamientos o hábitos nocivos ya que dificulta la consecución de objetivos. Es fundamental eliminar el concepto de colaboración para pasar a hablar de cooperación, donde no hay egos ni objetivos individuales, sino objetivos comunes y generosidad.

 

¿Y tú? ¿Formas parte de un equipo de alto rendimiento?

¿Quieres conseguirlo?

 

Categorías
Deporte Psicologia

¿Cómo puede ayudarte un psicólogo deportivo?

El deporte evoluciona diariamente, va por ciclos y, hoy en día, no cabe ninguna duda de que estamos en un ciclo de desarrollo y asentamiento de la práctica deportiva en la sociedad.

No hay nadie que dude de la importancia del bienestar psicológico de los deportistas, ¿verdad?

El funcionamiento psicológico tiene la capacidad de influir en el funcionamiento físico, técnico y táctico de cualquier persona relacionada con el mundo del deporte, dado que tienen un alto nivel de exigencia tanto en la competición, como en los entrenamientos, como en las relaciones interpersonales (dentro y fuera de la práctica deportiva).

Alcanzar el nivel óptimo de funcionamiento es fundamental para los deportistas y la aportación de un psicólogo del deporte es tan esencial como la del preparador físico o el fisioterapeuta ya que una de las características principales de los profesionales del deporte, es el conocimiento de que los deportistas necesitan servicios complementarios para mejorar su actuación en los campos, o encontrar soluciones ante problemas que se deriven de la práctica deportiva.

Según Beswick, la psicología del deporte tiene una tarea fundamental “dotar de más ayuda para los jugadores desde el punto de visto mental y emocional, mejor entrenamiento desde los inicios para saber lidiar con la presión y el estrés propios del deporte, más trabajo en el carácter en contraposición del talento.”

Si no eres deportista profesional, estás leyendo esto y piensas que no tiene nada que ver contigo, no es así, sigue leyendo…

Los ámbitos de aplicación de la Psicología de la Actividad Física y el Deporte son diversos; la psicología deportiva tiene como áreas de trabajo el deporte de rendimiento, el deporte base y la iniciación temprana, el deporte de ocio y tiempo libre, el deporte en poblaciones con necesidades específicas (discapacitados, tercera edad…) y organizaciones deportivas. Además, las diferentes tareas del psicólogo deportivo pueden desarrollarse tanto en deportes de equipo como en deporte individual.

Con lo cual, el psicólogo podría realizar entrenamiento psicológico tanto con entrenadores como con deportistas entrenando habilidades como la motivación, la atención o la concentración para lograr la excelencia en las competiciones deportivas, ya sean competiciones profesionales o una 10k popular.

Si tienes un objetivo deportivo, necesitarás una planificación adecuada: diseñar y dar pasos adecuados para conseguir objetivos, darte auto-instrucciones que te ayuden a iniciar y mantener la acción, y controlar el estrés y la atención, ¿verdad?

Pues un psicólogo deportivo puede ayudarte con eso: realizando un entrenamiento en imaginación, aliviando el agotamiento emocional o apoyándote en la recuperación de alguna lesión.

El rendimiento, no es sólo producto del entrenamiento, también es producto de la actitud y el carácter y el apoyo que te va a proporcionar un psicólogo no va a ser que trabajes más, sino que trabajes más fácilmente.

Categorías
Novedades

¿Por qué las empresas quieren trabajadores que practican deporte?

¿Por qué las empresas quieren trabajadores que practican deporte?

Hoy en día, es de sobra conocido, que cualquier empresa del mismo sector puede acceder al mismo tipo de información y al mismo tipo de tecnología; es por ello, que el único factor diferenciador y lo único que les permitiría alcanzar la excelencia es el factor humano, las personas.

Las personas que tienen la práctica deportiva integrada son las que las empresas necesitan. ¿Por qué?

Los deportistas cuentan con unos valores y un saber hacer de los que cualquier organización precisa. Los empleadores buscan gente con experienciadeterminación y visión, con iniciativaconstanciacapacidad de concentración y lealtad. ¿Qué responsable de contratación no quiere gente que esté acostumbrada a trabajar bajo presión y rendir al máximo, con una mentalidad emprendedora y una actitud ganadora? Los departamentos de recursos humanos son conscientes de que el modo de trabajo de los equipos deportivos es similar al del mundo empresarial puesto que sus miembros tienen afán de superacióncapacidad de sacrificio y capacidad para tomar decisiones rápidamente, son conscientes de que la recompensa precisa de esfuerzo y de que es necesario entrenar duro para obtener logros. Además, la actividad física es una herramienta ideal para reducir el estrés, reciclar la mente y calmar los pensamientos, acciones que son de gran utilidad tras una jornada de trabajo intensa.

Según White Cooper (ex jugador de rugby y creador de Add Victor) las empresas quieren encontrar “a gente con impulso, talentosa, gente que conoce el valor de estar en un equipo ganando y trabajando duro”. Él, que se define como alguien que siempre se desafía a sí mismo y siempre quiere más, conoce el trabajo bajo presión en el mundo deportivo y ha sabido trasladarlo al mundo empresarial con energía y entusiasmo. ¿Por qué no lo hacemos todos?

Cualquier deportista está en la búsqueda continua de perfeccionar todo aquello que es necesario. Como dice el título del post, las empresas quieren trabajadores que practiquen deporte porque éstos están acostumbrados a luchar por sus objetivos y a seguir adelante aun cuando el resultado no es óptimo.

Dan Cross (ex jugador de baloncesto y fundador de Athletic Connections) se pregunta: “¿qué empresa no querría emplear a jóvenes talentosos y de alto rendimiento?” Tanto un negocio exitoso como la práctica deportiva tiene que ver con “fortalecer las capacidades propias y desempeñarse al más alto nivel”. ¿Por qué no entrenar para fortalecer nuestras capacidades?

Si practicas deporte, ¡enhorabuena! Sólo tienes que dar el paso y trasladar los valores que tienes adquiridos a tu vida profesional. Si no practicas deporte, ¡empieza! Afortunadamente, la actividad física se puede adaptar a tus circunstancias y puedes empezar sin ningún tipo de presión; notarás los cambios.