A veces me encuentro con gente, amigos, consejeros, conocidos, compañeros de entrenamiento y pienso: “¿Qué es lo que les motiva? ¿Qué me motiva?” Uno de ellos en concreto ha ganado mucho dinero, muchísimo a lo largo de su carrera. Quiero decir, millonario. Sin embargo, a sus 74 años, sigue motivado para seguir adelante a diferencia de otros tantos que si han ganado dinero pero ya no tienen la misma motivación.

Hay algo entodos nosotros que no debe ser ignorado, y menos ser suprimido: Es esa motivación para hacer ,eso es lo que nos hace humanos. Hay momentos en los que siento niveles de motivación muy altos y momentos en los que el nivel es muy escaso, pero lo que sabemos ahora sobre el cerebro humano es que literalmente puedes recablear tu cerebro para mantenerte motivado.

Hay muchas fuentes de motivación. Ya sean vídeos de Youtube tipo TED, cosa que me encantan, entre otras tantas. Creo que como ser humano, a menos que lo reprimas, la motivación ya está ahí para lo que sea que estés tratando de conseguir. El ser humano por defecto ya está motivado, créeme, sólo hay que eliminar la obstrucción.

 

1.) La primera razón por la que puede que no estés motivado es porque estás haciendo algo malo.

Recuerda, la mente humana es extremadamente poderosa. Hay una razón por la que tiene la capacidad de perder la motivación – es un rasgo de adaptación. Si no te sientes motivado, digamos que en tu vida amorosa, o en tu trabajo, a veces significa que tienes que saber cuándo abrazarlos y cuándo retirarte.

Todo lo que tienes que hacer para motivarte es dejar algo.

“La motivación para rendirse es mayor justo antes de que estés a punto de tener éxito.”

2.) La segunda razón es el sesgo de contraste.

Si se estudia el cerebro humano en términos de sesgos cognitivos y de cómo estamos motivados, los estudios muestran que viene a través del sesgo de contraste. Debes tener cuidado con quién y con qué te contrastas. Un profesor de la Universidad de Nueva York y uno de los principales psicólogos o investigadores sobre la felicidad humana dijo una vez: “Si ganas 10 millones de dólares y luego compras una gran mansión donde todo el mundo gana 100 millones de dólares, puede que no seas feliz”. Esto tiene sentido: la felicidad está relacionada de alguna manera con la motivación cuando uno es impulsado a hacer algo, no sólo la felicidad en este sentido emocional, sino ese sentimiento de que uno se mueve hacia adelante.

Nunca serás capaz de engañar a tu mente para que no haga mucho y a la vez sienta esa paz con los logros que has hecho. Si te encuentras en esas situación de que no sabes si lo que estás haciendo es suficiente o no, te recomiendo que cambies con quién te estás contrastando. No puedes engañar a la mente para que piense que has logrado mucho.

“Vive tu vida para que el miedo a la muerte nunca pueda entrar en tu corazón”.

3.) La tercera razón es la prosperidad.

Creo que en el mundo moderno, una de las cosas más grandes que encubren nuestra motivación oculta que puede llevarnos a hacer grandes cosas y cambiar el mundo es la prosperidad.

Las estadísticas muestran que la disparidad entre los ricos y los pobres está aumentando. Sin embargo, también muestra que todos se han vuelto más prósperos. Así que no me importa el dinero que tienes ahora mismo.  La única víctima real es nuestra motivación: nosotros y nuestra motivación siendo encubiertos y llevándonos a no lograr lo que podíamos hacer, siempre gira en torno al mismo concepto: “¿Qué podía haber hecho?” ¡Ojalá hubiera hecho más!”, o a veces, “ojalá no hubiera hecho esto”. Generalmente, incluso las cosas que desearías no haber hecho, es porque te impiden hacer algo más significativo. La motivación la tienes, no la necesitas.

4.) Tu motivación está oculta.

La idea de hoy es mostrar que la motivación ya está dentro de ti.

“Un poco de aprendizaje es algo peligroso”. “Beba profundo o no pruebe el manantial de Pierian”. “Las corrientes de aire poco profundas intoxican el cerebro y la bebida nos hace recobrar la sobriedad”.

Está diciendo: “Piensa profundamente o no pienses en nada”. La vida es una fuerza motivadora. Hay muchas razones. Pero asegúrate no cubrir esa motivación que llevas adentro.

Soy adicto a las cosas que se ponen difíciles. Endurecerse un poco desbloqueará la motivación que ya existe. No necesitas mucho más. Hay que eliminar las barreras y encontrar lo que ya existe.

Repito, es posible que estés haciendo algo incorrecto. Si haces lo incorrecto, perderás motivación y con razón porque tu mente, es más inteligente de lo que piensas.

Lo que es cierto es que lo que motiva a las personas no es sólo dinero. Estarás motivado por una multiplicidad de cosas. Así que ten cuidado si estás haciendo lo incorrecto, si estás saliendo con la persona equivocada, si estás viviendo un estilo de vida que no es congruente con tus creencias internas, si estás entrando en un trabajo de nueve a cinco que odias o si eres un empresario y estás haciendo algo sólo por el dinero. Algunos de esos motivadores son los intangibles.

 

5.) Tu marco educativo.

Ahora sabemos que las escuelas matan la motivación con mucha frecuencia. Te obligan a ir a clases que odias y un sinfin de cosas que a lo largo del ciclo lectivo terminarás olvidando y posiblemente, casi no lo vuelvas a utilizar. Uno de los principios más incomprendidos y olvidados es la tercera ley de Newton,

“Por cada acción, hay una reacción opuesta e igualitaria.”

Entiende que parte de tu motivación ha sido destruida por el sistema educativo y es tu responsabilidad desbloquear esa motivación – es posible. Puedes recuperarlo, no es tan difícil.

Entiende que es tu responsabilidad salir y encontrarte, educarte a ti mismo. No hay impotencia aprendida. Las necesidades educativas de cada persona son diferentes, así que toma las riendas y edúcate.  La motivación vino a través del conocimiento.

La mayoría de las personas que vienen a nuestros programas no están motivadas,- están demasiado en su propio mundo.

Piensa en que te gustaría estar haciendo ahora mismo y hazlo, ¿es un viaje? De repente sabrás que la vida puede ser muy diferente. Es hora de un cambio. Este es el momento de seguir adelante. Haz un cambio.

No seas de esas personas que dicen: “Siempre sé feliz”. No. Entiende el propósito funcional de la depresión: cuando no está motivado, generalmente es cuando te deprimes. Uno de los rasgos comunes de la depresión es: “No me siento motivado para hacer nada”.

Cada momento, cada minuto, es un nuevo comienzo. Cada apretón de manos con una persona que conoces es una nueva promesa de amistad, de seguir adelante. Recuerda estas cosas. Dejar algunas cosas y apegarse a otras. Ajusta tu contraste y con quién te comparas cuando se trata de motivación. Toma las riendas de la educación sobre ti mismo – el conocimiento. No sólo la educación, sino que si puedes descargar el conocimiento de las personas más sabias del mundo, ya sea leyendo un libro o subiendo a un avión para ir a la India, estas cosas inyectarán nuevos conocimientos en tu cerebro, lo que desbloqueará esta motivación.

Recuerda esto, llega al fondo de la motivación. El tiempo pasa muy rápido. No sabemos cuánto tiempo vamos a vivir. Vive intensamente. Lo que hará que tu vida sea asombrosa es si eres capaz de desbloquear la motivación latente que hay dentro de tí. Está en nuestro ADN.

Hablamos pronto.

 

¡No pares!

MÁS QUE EXPLORAR

Sé increíble sin miedo

Dudas, inseguridades, miedo, vergüenza, baja autoestima, baja sensación de valía… todo esto puede ir en tu contra y convencerte de no seguir adelante con tus

Ayudamos a personas, grupos, empresas y organizaciones a llegar a su alto rendimiento.

Utilizamos la actividad física como herramienta para el cambio.

Prueba nuestro MÉTODO.

Estamos aquí para ti​

ponte en contacto con nosotros

© 2015 All Rights Reserved