Emprender es difícil, y tener una buena idea puede parecer aún más difícil cuando no se tiene mucha experiencia. Soy un gran creyente de que hay dinero en casi todo y que la razón por la que algunos lo consiguen mientras que otros no, es el simple hecho de que se concentran en lo bien que ejecutan, en lugar de concentrarse en encontrar las ideas perfectas.

No se trata de lo que elijas hacer, sino de cuánto te comprometes a ser el mejor en ello. Sin embargo, hay muchos casos en los que las ideas no deben ser puestas en práctica, ya sea porque no existe un mercado real o porque no eres la persona adecuada para darle vida. Para poder entender este concepto,  divide tus ideas en dos categorías distintas:

1. Ideas que satisfacen necesidades

2. Ideas complejas que solucionan problemas.

Las ideas que satisfacen necesidades son simplemente ideas enfocadas en una solución existente que simplemente puede ser mejor ejecutada. La mayoría de la gente tiene una necesidad, y emprendedores o empresarios satisfacen esas necesidades.

La clave aquí es identificar que la idea ya ha sido probada como necesaria, y por lo tanto la necesidad de validación de mercado casi no es necesaria, sino que se debe armar un plan claro de ejecución y elementos de los competidores u otros que están en este mercado pueden ser usados como experiencia para ayudar a acelerar el crecimiento del negocio de cero a rentable. Este tipo de ideas están más alineadas con el inicio de un negocio donde el objetivo es ser rentable.

Por otro lado, hay ideas que resuelven problemas, problemas que antes no tenían solución. Significa que has identificado un problema que tú o alguien más tiene y aún no ha visto una solución o debería decir una solución que haya sido aceptada por las masas y adaptada por todos.

Tales ideas requieren a menudo más trabajo y compromisos más largos por parte de los fundadores, ya que no sólo hay que crear la solución, sino también validarla, comercializarla de numerosas maneras hasta que se encuentre la correcta y finalmente sea aceptada por las masas para que sea considerada un gran éxito.

El tiempo que toma, y las necesidades de financiación son a menudo más con estas ideas, ya que realmente no hay un camino existente para basar lo que el progreso debe o no debe parecer. Este tipo de ideas son de naturaleza más emprendedora, lo que significa que el objetivo principal es innovar y luego sostenerse siendo rentables.

La mejor manera de empezar es ser honesto contigo mismo y categorizar tu idea entendiendo si estás en la posición correcta para llevarla a cabo. Elon Musk, CEO de Tesla y Space X no comenzó sus aventuras empresariales de cambiar el mundo y sus necesidades energéticas como su primer proyecto, sino que evolucionó hasta convertirse en la persona en la que necesitaba convertirse antes de emprender tales proyectos de cambio mundial, dándole no sólo más financiación, sino también una mejor oportunidad para ver realmente que esas grandes ambiciones cobran vida.

Aquí hay algunas maneras de identificar si tu idea está realmente alineada con tu habilidad para darle vida, y quizás como resultado descubrir ideas aún mejores que se adapten mejor a tu experiencia en este preciso momento. Ten en cuenta que aunque muchas ideas pueden ser buenas, no necesariamente pueden ser buenas para ti y, por lo tanto, sufrirás mucho si intentas darles vida, y podría causar una pérdida masiva de dinero y tiempo.

Cuando pienses en ideas, piensa en nuestro logotipo, un triángulo de 3 lados iguales y cada pico representa 1 criterio clave que es necesario para identificar si estás alineado con esta nueva idea que acaba de aparecer en tu cabeza.

Confianza

¿Tengo suficiente confianza en mí mismo para ver esta idea hasta el final? ¿Creo en mi capacidad y creo en la necesidad de que tal idea cobre vida, aunque sea a costa de la pérdida personal?

Pasión

¿Me gusta el tema o cualquier parte del proceso, la industria o la gente relacionada con mi idea? Significa «¿Mi idea se centra en un tema que quiero investigar más o en el que me gusta trabajar?» Esto es muy importante porque cuando el dinero no llega lo suficientemente rápido o el esfuerzo requiere innumerables sacrificios, al menos disfrutará del viaje.

Habilidades

Tienes que preguntarte a ti mismo: ¿Tengo las habilidades necesarias para dar vida a esta idea, o me faltan todas? Si bien es cierto que podemos complementar nuestra falta de capacidad atrayendo socios o trabajadores desde el principio, debemos comprender cuáles son nuestras capacidades que nos permitirán desempeñar un papel en este proyecto.

Debemos ser capaces de responder a la pregunta: ¿Por qué somos importantes para esta idea o proyecto en particular? Y como resultado, definir nuestro papel dentro de ella antes de empezar. Cuando las habilidades, la pasión y la confianza encuentran un punto de encuentro, entonces cualquier idea que se encuentre en esa intersección es la idea que necesitas para investigar más a fondo y hacer un seguimiento, ya que es una idea que se te adapta a la perfección para que la ejecutes.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *