8 actividades para reiniciar la mente

¿Has oído hablar de los beneficios de actividades como la meditación pero te intimida el hecho de tener que estar sentado y quieto durante un rato? La meditación es un proceso simple y fácil para algunos, pero puede ser una tarea realmente dura para otros.

La buena noticia es que hay muchísimas maneras de cultivar ese estado de paz y «no estrés» que no involucran una meditación tal y como la conocemos (en el suelo, flor de loto e inmóviles). Prueba una de estas actividades alternativas y disfruta de la concentración, la claridad y la paz que vienen después.

 

Aquí tienes 8 actividades que te ayudarán a reiniciar tu mente.

 

1. Sal a la calle a dar un paseo.

La naturaleza y el ejercicio son dos componentes básicos para mejorar la salud y el bienestar.

«Doy un paseo en el bosque y vuelvo a casa más alto que los árboles». -David Thoreau

Eso pasa porque la naturaleza hace que nos sintamos bien, alimenta nuestro cuerpo, nuestra alma y nuestro espíritu.

Busca un paseo o una ruta cerca de ti y, mientras vayas caminando, centra tu atención en tu respiración según te vas moviendo; nota las sensaciones de tu cuerpo, observa cómo tu ritmo cardíaco aumenta o disminuye y fíjate en tus músculos cuando estés haciendo esfuerzos.

Además, presta atención a los detalles de tu alrededor: los colores, las plantas y los árboles, el ritmo de tus pisadas y la naturaleza de tus movimientos. Verás que tienes tanto en lo que centrar tu atención que no habrá distracciones.

 

2. Prueba con la jardinería.

En vez de dedicarte a tus plantas mientras escuchas música y te desinhibes, intenta cultivar un estado mental tranquilo mientras riegas o cuidas tus plantas. Si eres capaz de mantener tu mente centrada y prestando atención a lo que estás haciendo: la sensación de la tierra en tus manos, el olor de las plantas, tu respiración conforme te vas moviendo…, podrás convertir algo tan cotidiano como cuidar de tus verdes amigos en una sesión de mindfulness completa.

 

3. ¡Pinta y colorea!

Hay una nueva locura en el mundo del bienestar mental relacionada con el hecho de colorear en adultos. Hay muchísimos libros disponibles en el mercado para pintar, incluso libros con ilustraciones diseñadas para relajarte, liberar tu estrés, expresar tu creatividad… suena como una muy buena manera de volver a ser un niño, ¿no?

 

4. Baila.

Pon algo de buena música (a poder ser con mucho ritmo y sin letra), cierra los ojos y permite que tu cuerpo se mueva libremente. Prueba usando un espacio abierto o grande como tu jardín o el salón de tu casa y baila como si nadie te estuviera mirando, bueno, probablemente nadie te estará mirando. ¡Sienta fenomenal!

 

5. Haz ejercicio con consciencia.

Hay muchísimas maneras de mover tu cuerpo conscientemente, solo se requiere de concentración y conciencia para fundir el bienestar mental con el ejercicio físico. Prueba a salir a correr, saltar a la comba, hacer tai chi, o cualquier otro ejercicio aeróbico mientras, como ya hemos dicho antes, te centras en tu cuerpo, en tu respiración, en tu postura o en la intención que tienes al practicar ese tipo de ejercicio. ¡Verás cómo cambia tu manera de practicar deporte!

 

6. Yoga.

Además de ser una herramienta para estirar tu cuerpo y hacer ejercicio, mucha gente encuentra en el yoga una manera de meditación y de calmar la mente. En la práctica física de yoga, lo más fácil es centrar la mente en el cuerpo primero, y luego pasar a tratar de domar a nuestra mente pensante.

Busca alguna clase de yoga cercana o busca un vídeo en Youtube, y permítele a tu cuerpo y a tu respiración que guíen a tu mente entre postura y postura.

 

7. Toca un instrumento.

Tocar música es una increíble herramienta creativa, ¡y no tienes que tener talento para disfrutarlo! De hecho, si no tienes ningún objetivo firme con el instrumento o no eres profesional, puede servirte como un ejercicio para la mente genial porque no tienes otra intención que la de tocar y disfrutar.

Si ya tocas algún instrumento, simplemente pasa algún tiempo única y exclusivamente dedicado a él dejando de lado todo lo demás, y utiliza esta sesión como algo para ti en lugar de convertirla en una sesión de práctica o perfeccionamiento.

Si no tocas ningún instrumento, escoge alguno de estos que requieren poco o ningún conocimiento para comenzar: tambor, gong, maracas o ¡tu propia voz!

Acuérdate de que el objetivo no es demostrar nada, es únicamente centrar tu atención en el momento presente mientras creas ritmo, melodía y sonido.

 

8. Disfruta de una puesta de sol.

Existen pocos momentos que nos permitan estar más en el momento presente que observar cómo el sol se esconde atravesando el horizonte. Además de su belleza natural, una puesta de sol es también un brillante recordatorio de que cada día, y todos los días, nos ofrecen un nuevo fin y un nuevo principio.

Piérdete en los colores y la energía de la puesta de sol y hazle caso a la tierra cuando te dice que el resto de ítems en tu lista de tareas, puede esperar hasta mañana.

 

¿Y tú? ¿Vas a probar alguno de estos consejos para calmar o reiniciar tu mente?

 

 

¡No pares!

MÁS QUE EXPLORAR

Ganarle tiempo al tiempo

Lo que hoy quería compartir contigo es como multiplicar el tiempo.¿parece imposible verdad? porque como bien sabes, el tiempo es inelástico, pero hay un truco.

Ayudamos a personas, grupos, empresas y organizaciones a llegar a su alto rendimiento.

Utilizamos la actividad física como herramienta para el cambio.

Prueba nuestro MÉTODO.

  • 654 188 400
  • Alicante
  • 08:00 - 21:00

Estamos aquí para ti​

ponte en contacto con nosotros

© 2015 All Rights Reserved