¿Tienes ambición? ¡Medita!

¿Tienes ambición? ¡Medita!
Anna Sofía Martín

Tener ambición es realmente excelente. Las personas ambiciosas suelen tener más ilusión y más determinación y, además, suelen ser los que motivan a los demás para permanecer en una tarea y a visualizar sus objetivos como reales. Sin embargo, este tipo de gente tiende a desatender ciertos aspectos: sus tiempos de descanso y su auto-cuidado: salud, relax, sueño…

 

Es muy fácil para las personas que están orientadas a las metas, obcecarse con el proyecto que tienen entre manos en ese momento y, efectivamente, esta es una de las razones por las que realmente tienen éxito; aún así, hay un determinado tiempo de descanso que no es únicamente bueno para ti, sino también para tus metas: la meditación.

Puedes pensar que no tienes tiempo para sentarte y meditar o que eres incapaz de “apagar” tus pensamientos pero la verdad es que TIENES TIEMPO (si eliges tenerlo) y aquí te explicamos cómo hacerlo:

 

1. Escritorio

Más de lo ideal, pasas mucho tiempo en tu escritorio/mesa de despacho. Ya sea buscando cosas, mandando emails o hablando por teléfono, el mundo laboral hoy en día requiere de mucho tiempo con aparatos electrónicos. Estar sentado mucho tiempo puede ser perjudicial para tu cuerpo y todas las pestañas abiertas, o todas las tareas pendientes, pueden ser perjudiciales para tu mente. Tómate un respiro de la siguiente manera:

  1. Pon tu ordenador en reposo.
  2. Pon un temporizador entre 5 y 10 minutos.
  3. Pon tus brazos en una posición en la que se puedan relajar y rota tu cuello para liberar el estrés.
  4. Piensa para ti mismo: “soy exitoso”, “soy productivo”, “soy saludable”, “soy un líder”, o la frase que te guste más. Repite la frase y, tras cada repetición, incrementa el tiempo antes de decirla otra vez. Si viene otro pensamiento a tu cabeza, obsérvalo y empieza a repetir tu afirmación otra vez. Mientras las vas repitiendo puedes estirar el cuerpo para aumentar la relajación.

2. Guerreros de la carretera

Luchas contra el tráfico, el mal humor de los conductores, el clima, el tiempo que pasas en el coche, las posibles averías o las pérdidas de control.  Cuando nos enseñan a conducir, nos enseñan a manejar el coche y a circular pero no a lidiar con todo esto, ¿cómo podemos hacerlo?

En los semáforos que te encuentres en rojo:

  1. Apaga la radio.
  2. ¿Oyes eso? Es tu respiración, probablemente hace horas que no la escuchas.
  3. Dedícate a hacer respiraciones profundas poniendo toda tu atención en el aire que entra por tus fosas nasales y con la intención de llenar tus pulmones.
  4. Recuérdate, al arrancar, que estás a salvo y que vas a llegar a tu destino.

3. Visualización

¿Cuál es la meta final? ¿Puedes verla? Las personas más ambiciosas tienen una gran visión, ¡aprovéchalo para tu meditación! Te ayudará a realizar las tareas y estarás haciendo algo bueno para tu salud al mismo tiempo.

  1. Siéntate en silencio o con una música bajita.
  2. Cierra los ojos.
  3. Construye la imagen que quieres conseguir en tu mente como si estuvieras pintando un cuadro, cada elemento por orden.
  4. Disfruta de la imagen por unos momentos.

4. Ser una jarra

Dicen que “no puedes servir agua de una jarra vacía”. Mucha gente ambiciosa se centra tan intensamente en su objetivo que se olvidan de rellenar la jarra de agua. Sea lo que sea lo que crees que necesitas rellenar, o el recurso del que quieres más, deja que el universo provea:

  1. Cierra los ojos e imagina que tu cabeza es como una batería enchufada a un cargador.
  2. Visualiza cómo la batería empieza a rellenarse hasta completarse (como si estuvieras viendo la del móvil).
  3. Repite el mantra: “Soy ___________” (lo que sea que hayas elegido recomponer).

5. Juegos

Los juegos del móvil pueden ser una forma de meditación: requieren de tu atención, la puntuación es irrelevante y las preocupaciones o el estrés pueden ir desvaneciéndose con la diversión. Permítete jugar a algo en periodos de espera, recuerda que pasárselo bien es ser más productivo también.

 

 

Cuando empieces este camino del auto-cuidado, recuerda tomarte tu tiempo y probar las diferentes técnicas para ver cuál te va mejor. Esto no tiene normas ni es un proceso estricto: crea tus propias variaciones o cambia de técnica tantas veces quieras. Elimina algunos mitos de estas técnicas aquí. La sugerencia que te hacemos es que intentes hacer una por día y si quieres hacer más o ir aumentando tus prácticas, ¡genial!

Siendo alguien ambicioso, es importantísimo mantener tu concentración y tu salud intactas. Está demostrado que la meditación puede ayudarnos mucho a acercarnos a lo que queremos, empieza tu viaje hoy y disfruta de los beneficios.

 

¿Quieres conseguirlo?

 

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies