3 pasos para conseguir tus propósitos de salud

3 pasos para conseguir tus propósitos de salud
Anna Sofía Martín

Volvemos al tema de los propósitos. Y volvemos porque ya ha pasado el suficiente tiempo desde Enero como para que algunos se hayan quedado en el camino…

  • ¿Sigues yendo al gimnasio?
  • ¿Has perdido el peso que te habías propuesto?
  • ¿Sigues comiendo sano?
  • ¿Has iniciado tu práctica de yoga?

Es probable que a lo largo de los años les hayas dado varias oportunidades a los propósitos anteriores porque más del 80% de las personas fallan en alcanzar sus objetivos de Año Nuevo. Mientras hacer cambios en tu salud puede ser desalentador, diseñar una ruta hacia una versión más saludable de ti mismo puede ayudarte a fortalecer tus intenciones y aclarar tus deseos.

Las siguientes propuestas que te hacemos pueden funcionar como un GPS interno que te guiará hacia la conciencia y la atención plena para descubrir algunos de tus patrones o comportamientos más automatizados que están evitando que alcances tus objetivos.

 

1. Aclara tus deseos.

El deseo se considera como una fuerza muy potente en la creación de cambio en la salud, sin embargo, puede ser confuso y complejo. Mucha de esa confusión viene de las diferentes formas en las que experimentamos el deseo. El deseo más puro (libre de ego y codicia) puede ayudarte a aclarar dónde poner tu atención y concentración; otras formas de deseo pueden crear ilusiones y llevarte por mal camino, por ejemplo:

  • Puedes acercarte al paquete de galletas y comer varias veces sabiendo que esa satisfacción temporal te dejará después sensaciones de cansancio, culpa y desequilibrio.
  • Puedes pedirte esa bebida extra y levantarte al día siguiente más cansado y aletargado.
  • Puedes quedarte viendo Netflix hasta tarde o viendo Instagram Stories y encontrarte hiperactivado e incapaz de tener una buena noche de descanso.

El deseo puro se considera como una verdadera expresión de lo que eres, incluyendo lo que quieres para tu salud y tu bienestar. Podemos considerar este tipo de deseo como propicio ya que te permite encontrarte alineado contigo mismo y mostrar la mejor versión de ti mismo.

 

2. Declara tus intenciones.

Una intención es una decisión consciente que pone tus deseos puros en movimiento para hacer planes, establecer compromisos y dar un paso adelante. Tus intenciones se construyen a partir de tus deseos, tu fuerza de voluntad y tu capacidad de mantenerte centrado.

Mientras que establecer objetivos puede verse como una moda hoy en día, en realidad es una práctica muy antigua que te permite centrar la mente en crear aquello que desea. Además, escribirlos, compartirlos y medirlos aumenta tus posibilidades de éxito.

Prueba esto:

  • Establece intenciones claras y positivas. Los investigadores han encontrado que establecer objetivos DE SALUD crea una conciencia capaz de eliminar los obstáculos y, por lo tanto, permitiéndote mejorar tu dieta.
  • Acciones alineadas. Tu vida sería más fácil y manejable si fueras capaz de alinear tus acciones con lo que quieres. De hecho, elegir comida por impulsos es una de las situaciones más comunes en las que te olvidas de lo que quieres y te encuentras haciendo lo contrario. Sin embargo, alinear tus acciones con tus deseos es más fácil de lo que pensamos si te das tiempo, práctica y lo haces a menudo.
  • Poco a poco. Según la Asociación Americana de Psicología, una manera de hacer los objetivos más alcanzables es dividirlos y empezar por los que sabes que vas a conseguir, eligiendo primero los sencillos, manejables y claros.
  • Busca apoyo. Contar con responsabilidad y apoyo tanto en tus objetivos como en el camino que haces hacia alcanzarlos, es una característica que tiende a mayores cuotas de éxito. Además, tener apoyo social en la vida promueve comportamientos más saludables.

 

3. Revela tus resistencias

A menudo, repites tus viejos comportamientos por hábito, miedo o resistencia al cambio.  Hay estudios que muestran que nuestra mente más primaria suele elegir las cosas que le resultan familiares en lugar de aventurarse a terrenos desconocidos (donde pueden pasar cosas malas o impredecibles).

Reconocer tus resistencias puede darte la oportunidad de descubrir por qué se dan y de decidir obviarlas conscientemente. Aquí hay algunas de las razones por las que puedes ofrecer resistencias:

  • Miedo a fallar.
  • Miedo a la vulnerabilidad.
  • Vergüenza.
  • Sensación de incapacidad o insuficiencia.
  • Evitación de sensaciones que prefieres no sentir.
  • Creencias limitantes.
  • Incomodidad con el cambio, lo desconocido o lo nuevo.

Una vez identifiques tus resistencias, descubrirás que hay un elemento clave para superarlas, puede ser: una nueva idea, un nuevo sentimiento, una nueva actitud, un nuevo apoyo, una nueva responsabilidad o una nueva información.

Muchas veces, ignorarás tus pequeños éxitos para centrarte en el objetivo final y gigantesco (que requiere tiempo y paciencia). Cuando trabajes sobre tus objetivos de salud, intenta celebrar los pequeños éxitos y victorias, y marca tu progreso para alimentar tu esperanza y tu inspiración y así poder continuar más fácilmente.

 

Vivir con claridad e intención sobre tus deseos para tu salud es más complejo que con cualquier otro área de nuestra vida, pero también es una oportunidad muy buena para navegar (y aprender) sobre la complejidad de la consciencia humana. Estas tres propuestas te servirán para una mayor conciencia que te dirigirá a una posibilidad más rica de conseguir lo que quieres para ti y para tu salud.

 

¿Quieres conseguirlo?

 

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*